El laberinto del Fauno, de Guillermo del Toro (2006) | Cinencuentro | Cine peruano

El laberinto del Fauno, de Guillermo del Toro (2006)

Dir. Guillermo del Toro | 112 min. | México – España – EE.UU.

Intérpretes: Ariadna Gil (Carmen Vidal), Ivana Baquero (Ofelia), Sergi López (Capitán Vidal), Maribel Verdú (Mercedes), Doug Jones, Manolo, Solo, César Vea, Roger Casamajor, Iván Massagué, Gonzalo Uriarte, Eusebio Lázaro, Francisco Vidal, Lina Mira.

Estreno en Perú: 8 de febrero de 2007

Videos

Críticas

Antolín Prieto : «Ofelia (Ivana Baquero), una niña, viaja con su madre embarazada a la España rural para encontrarse con su padrastro: el estricto y cruel Capitán Vidal (Sergi López) por el cual no siente el menor afecto; decide entonces esconderse en sus fantasias para evadir la realidad de la Guerra Civil y la vida familiar, encontrando ahí un fauno y su laberinto, él le propondrá una aventura singular.» Sigue leyendo la crítica.

Miguel Piscoya: «El laberinto, ese juego de niños donde entramos confiados en que el camino a recorrer será sencillo, nos oculta pasajes misteriosos, difíciles, oscuros que requieren una rápida toma de decisiones antes que se cierre el puente, antes que anochezca. Nos invita a una realidad paralela encerrada entre paredes para olvidar el mundo en que vivimos, para demostrarnos que la fantasía también nos ayuda a salir de la crisis.» Sigue leyendo la crítica.

Jorge Esponda: «El combate del mundo real con ese otro, el intangible, siempre ha encontrado representación ideal dentro del universo infantil. En muchas expresiones se ha dado cuenta de ese encuentro para nada inimaginable entre la inocencia y la crueldad capaz de transformar sus ensoñaciones al contacto de lo siniestro. Guillermo Del Toro apela a esa tradición que tanto debe haber nutrido su imaginario (a partes iguales con el horror más bizarro) en esta hermosa película. Ofelia, la protagonista, atraviesa esta lucha de una eternidad de sueños mientras otra se desarrolla fuera del laberinto de lo maravilloso. La de la aplanadora del franquismo contra los idealistas guerrilleros de la montaña. Resonancias dramáticas de las que no está ajeno el viaje de la pequeña por este laberinto de las fantasías, de los juegos, de la búsqueda de un mundo mejor.» Sigue leyendo la crítica.

Niki Tito: «Estamos ante una cinta de poderosa imaginación tanto en lo visual como en lo narrativo que además, como toda obra de arte auténtica, deja amplio espacio para la especulación simbólica. El laberinto del Fauno es una película que promueve la reflexión acerca de las categorías del bien y el mal. El mexicano Guillermo Del Toro juega con ellas al acentuar y ocultar sus diferencias alternadamente.» Sigue leyendo la crítica.

28 comentarios

  1. […] » Lee más sobre El laberinto del Fauno […]

  2. Avatar
    priscy
    24 de febrero de 2007 at 14:01 — Responder

    no la e visto

  3. […] Mejor fotografía: El laberinto del Fauno (2006) […]

  4. […] 8:45 p.m. Mejor dirección artística: Nicole Kidman y Daniel Craig entregan el premio a Eugenio Caballero y Pilar Revuelta, por El laberinto del Fauno. […]

  5. […] Por otro lado El laberinto del Fauno se ha hecho finalmente de tres premios, aunque todos ellos en apartados técnicos, perdiendo en la categoría casi fija de mejor filme en idioma extranjero. Forest Whitaker y Helen Mirren han confirmado su previo favoritismo en las categorías de mejor actor y mejor actriz. […]

  6. […] Si bien casi todos los participantes le chutaron a las categorías de Mejor Actor (Forest Whitaker), Mejor Actriz (Hellen Mirren) y Documental (La Verdad Incomoda). Tuvieron problemas con el Mejor film animado, pues muchos apostaron por Cars, pero los pingüinos de Happy Feet salieron airosos en este Oscar de consigna ecológica. El premio al Mejor film extranjero terminó siendo el Waterloo de nuestros concursantes, todos (incluidos nosotros) dabamos por ganador a El laberinto del Fauno pero fue la alemana La vida de otros, la ganadora, sólo nos queda verla para sacar nuestras propias conclusiones. […]

  7. Avatar
    26 de febrero de 2007 at 16:50 — Responder

    EL LABERINTO DEL FAUNO ES SUPER COOL LA + SUAVE NO SE LA PIERDAN

  8. Avatar
    fernanda
    2 de marzo de 2007 at 15:50 — Responder

    no trae nada sobre faunos

  9. Avatar
    dask
    9 de marzo de 2007 at 13:10 — Responder

    ESta caxo guay pero no lae visto entera

  10. Avatar
    ESTA SUPER
    17 de marzo de 2007 at 16:31 — Responder

    ESTA HERMOSA ME ENCANTO LA veo 2 vese al dia

  11. Avatar
    karla
    17 de marzo de 2007 at 16:32 — Responder

    esta padrisima veanla

  12. Avatar
    17 de marzo de 2007 at 22:35 — Responder

    esta super chida la hubiesen visto los k no la bieron aunke esta un pokosi dramatika pero super kiu

  13. Avatar
    Mario
    19 de marzo de 2007 at 18:58 — Responder

    El Laberinto del Fauno es quizás una de las peliculas mas violentas; intelectualmente hablando. La narrativa es cruda y muy intensa.
    La pélicula no deja espacio para la esperanza o el cambio. La vida es tragedia indetenible; y una visión optimista es de cuentos de hadas.
    En la peli la guerra detiene el tiempo y la posibilidad de ser persona. Se anulan todas las condiciones que nos hacen humanos.
    Y lo peor de todo es que el sacrificio mas grande de un mortal sucede entre los muros de un laberinto mental que no permite su contemplación.
    No existe mundo mejor, pero los sacrificios se mueren con uno. Que la lastima que no se llevan, pues después de muerta no hay nada para Ofelia.
    Su hermosa forma de vivir es extinguida y nada parece suceder, sólo la venganza de ver morir al villano y la satisfacción de que su linaje se muere con él.
    El problema es que como él, hay muchos y dispuestos ha sucederlo.
    Ese monstruo se convierte en martir para una causa aun mas monstruosa que él.

    Veanla una sola vez, y nada mas.

  14. Avatar
    16 de abril de 2007 at 17:20 — Responder

    esa pelicula se me parecio la mas magnifica sobre todos los personajes hojala todas las peliculas fueran haci no lo creen bueno bye

  15. Avatar
    LUIS ESPINOSA PANTOJA
    20 de abril de 2007 at 12:08 — Responder

    es una de las mejores peliculas…
    que dicha los felicito…..

  16. Avatar
    juan gabriel jimenes
    20 de abril de 2007 at 12:10 — Responder

    me encanto lo unico malo es que me dormi

  17. Avatar
    GRAFIC
    20 de abril de 2007 at 12:15 — Responder

    El film ofrece un final particular: cada quien, con su acervo cultural, su deseo, su educación, su posición filosófica, etc comprenderá (creará) un final apropiado, pertinente: así están dispuestos los elementos en su meticulosa ambigüedad (fértil panorama, suelo donde crecerá lo que sepamos hacer nacer): cada uno concluirá la historia como pueda, adecuándola a su esencia. En mi caso, disfruto este tipo de circunstancias sorbiendo todos los finales posibles y eligiendo ninguno (es así: juego a tener un abultado manojo de llaves; sé que sólo uno abre la cerradura de la puerta de la Verdad; pero como no creo en la verdad, no tengo ningún interés en abrir esa puerta – no es para mí más que un adorno, un firulete, una emboscada de ingenuos -, y me quedo gozando con las diferentes pendientes, cuencas, valles, picos de montaña y callosidades que cada llave tiene, en su divina y obsoleta unicidad); sin embargo, mi vocación nihilista, mi inmanente pesimismo (para nada negativista, pero infinitamente acusado de apocalíptico… en fin) no me permite comprar el final bello, el pasaje al mundo mejor, la recompensa por las buenas decisiones y el coraje demostrado (ojalá cada heroico muerto inocente alcanzase su premio, su realización en una trama donde la muerte fuese una conclusión, y no una gratuita interrupción). Me gustaría creer en la dicha como algo realizable. No es el caso, no es mi vida.
    *
    El sueño literario (disney prototype) donde la niña derrama su fe, tristemente yo no puedo más que comprenderlo como una funcionalidad esquizofrénica, un desdoblamiento que

  18. Avatar
    Sergio Miranda
    10 de mayo de 2007 at 18:03 — Responder

    Soy de México y utilizo modismos y palabras de mi país, espero que se entienda lo que digo:
    No sé ni por dónde empezar y es que, salvo un par de personas, la mayoría me ha puesto cara de «qué pedo!!» cuando le digo que no me gustó. Como digo, no sé cómo esté la de Babel, pero creo que el Laberinto es de lo más «SOBREVALORADO» que he visto en mi vida. No pretendo sonar exagerado ni pretensioso, así que ahi van las razones del porqué me atrevo a afirmar tal cosa, ojalá que alguien me secunde:
    Primero que nada, cuando pregunto la razón del porqué se supone que es buena, recibo en su mayoría comentarios respecto a la maravillosa poética narrativa, o a la increíble narrativa poética visual, y así cosas por el estilo; sin embargo, nadie me explica por qué es que es poética, simplemente dicen: es bella; lo cual puede ser cierto, pero más bella aun es una imagen con sustancia, con fondo, no solo con forma bella, eso lo comprendí el otro día al ver un filme musical sesentero o setentero, la neta no sé de cuándo, llamado Hair, que retrata la época hippie en los E.E.U.U., que en mi opinión tiene hermosísimas imágenes, perfectamente justificadas y para colmo con un mensaje contundente.
    Pero bueno, ya me ando desviando, así que dejaré a un lado el “maravilloso lenguaje visual” del laberinto.
    Comenzaré mencionando lo que creo es la premisa principal de la película: obviamente es una crítica al régimen fascista, resumida en un mensaje que me pareció exageradamente obvio (después explicaré porqué), que puesto en palabras sería algo así como: “No obedezcas nada más por que sí”.
    Ahora, me gusta mucho la idea de dar un mensaje así como que utilizando una historia real y una fantasiosa (aunque igualmente real) paralela, hasta ahí me parece bien. Pero creo que la forma en que lo hace (da el mensaje), es muy obvia y equivocada.
    Continúo, comentando primero sobre la segunda prueba que recibe la protagonista, una niña llamada Ofelia. Es ésa en la que el fauno la manda a encontrar la segunda pista de su búsqueda, en el cuarto donde se encuentra el monstruo con los ojos en las manos. Ahora, el fauno, esa criatura que se ve bien chingona, pero que la neta tiene toda la finta de diablo culero, y hacia la cual la niña Ofelia no parece sentir ni el mínimo temor ni respeto, le advierte enfáticamente: “no te comas nada de lo que veas en la mesa (o “no toques nada”, algo semejante, no recuerdo bien), porque a la chingada, ya valió todo”, quiero dejarlo bien claro, el fauno, todo diabólico él, le advierte así de directo éso a la niña. Después la niña, ya en el transcurso de la prueba, en el cuarto donde está el monstruo, se encuentra con que hay una mesa en la cual hay un banquetazo bien antojadizo, total, se sigue de paso y recorre con la vista las pinturas o grabados que hay en las paredes, que muestran al monstruo ese (que de hecho se encuentra estático, como dormido creo, sentado al extremo de la mesa) comiéndose a personas y si mal no recuerdo, a niñas pequeñas (pero puedo recordar mal, quién sabe). Entonces la niña se encuentra con un recodo en la pared en el que se encuentran algo así como tres puertitas bajo llave y se entiende que detrás de una de ellas está lo que busca (que creo que resultó ser un pergamino con las instrucciones para la tercera prueba). Para ésto, la niña llevaba consigo una llave que consiguió al pasar su primera prueba, además de la compañía de varias haditas que ya se había camareado (eso significa algo así como hacerse amigos, acá en el norte de México, igual y en todo el país, quién sabe).
    Luego las haditas le dicen cuál de las puertas debe abrir y la niña se apresura a obedecerlas pero, en medio de la acción le entra una corazonada y opta por abrir otra puertita distinta. Eso está muy bien, es (si mal no recuerdo) la primera pista directa del mensaje que mencioné (ese de “no obedezcas sin pensar”, o como lo haya dicho antes), ya que la niña sigue sus instintos a pesar de que éstos la hacen desobedecer a las hadas, me parece obvio el mensaje, aunque no a estas alturas de la película, sino al irse desarrollando, así que no me molestó para nada, significa hasta entonces que pasó la prueba. Acto seguido, la niña procede a retirarse y justo cuando ya casi se larga de ahí, del cuarto atemorizante en el que se encuentra el monstruo horrorizante y en el cual las paredes están repletas de imágenes de dicho monstruo asesinando y comiendo gente (niñitas tal vez), la niña se detiene frente a un platote de uvas y, pese a la advertencia contundente que le hizo el fauno sobre no tocar nada, mucho menos comerlo, decide extender su manita inocente y comerse un pinchi puto par de uvas, que la neta sí se ven bien buenas, pero no mames!!!, no para desobedecer al pinchi fauno satánico en circunstancias tan pinchis monstruosas. Para ésto, la niña ya había dado muestras de no estar tan pendeja al resolver la primera prueba; recordemos, esa en la que engaña al sapote que está dentro del arbolote para que se coma no me acuerdo qué chingados, cosa que no le habían específicado; o sea, la niña descifró que le tenía que dar de comer esa cosa al sapo y además ideó rápidamente y en circunstancias bien surreales, una manera ingeniosa de dárselo, o sea era trucha la morrita!. Y ahora resulta que en el momento de la uva, donde todo indica que no se la coma a la chingada; resulta que siente un deseo incontrolable e injustificado en términos de motivación del personaje, por comerse la chingada uva; QUÉ PINCHI CONVENIENTE para dar otra breve indicación de lo que insisto es el mensaje de la peli (no obecer nomás porque sí), ya que al hacerlo desobedece al fauno.
    Bueno, hasta aquí vamos, tengo que decir que comencé por la segunda prueba porque la neta la primera pinchi prueba no supe qué chingados quiso decir, la neta no la pude conectar con nada más de la película, nomás me pareció como una alucinada sacada de la manga para que la niña demostrara que es trucha. Pensándolo bien, se me ocurrió que tal vez, solo tal vez, se tratara de una referencia a alguna historia mitológica, o a algún cuento fantástico que yo no conozco ;ahora, a mi me gustan las referencias, están chilas cuando conoces la fuente, pero en éste caso (si de eso se trata) me parece que está mal, me explico: la escena es bastante importante en la película (se trata de una de las tres pruebas, y dura algunos minutos), entonces, si solo se trata de una alucinada sin mayor justificación que el ser una referencia, pienso que debería ser de menor importancia, de menor duración, así el que la entienda pues que bien y el que no, pues ni modo. Pero aquí no hay nada más, simplemente salió así nomás, un sapo, qué significa? (si no es una referencia), quién sabe. Es lo que digo, dizque poesía visual, pero, a mi entender, carece de significado, de substancia (me gusta más “substancia” que “sustancia”, porque me parece que “sustancia” carece de “substancia”, qué loco no! o qué mamón ya); en serio, no lo pude relacionar con nada más de lo que ocurre en la película, más allá de la conexión superficial de que el fauno la mandó a superar un obstáculo, quiero decir, pudo haber sido otro obstáculo, otra alucinada distinta, en la cual la niña mostrara su capacidad y la película hubiera sido exactamente igual, o sea, me parece algo así como una escena “intercambiable”, por decirle de alguna manera.
    Antes de continuar con la tercera prueba, quisiera detenerme un poco con la escena en la que pensé: “ya, más obvio y directo no podía ser” y bueno, debo decir que alguien me puede decir que el hecho de que sea tan directa no es un punto negativo, pero yo creo que sí, creo que, como espectador no me gusta que me pongan las cosas así peladitas en la boca (sin albur), en bandeja de plata, digo, en el contexto de una película que creo yo, pretende ser medio metafórica, qué pinchi sentido tiene decirte el significado de la metáfora con todas sus pinchis letras. A ésto me refiero: en la escena en la el dr. le practica eutanasia por piedad un prisionero, ya que lo tienen todo jodido por la tortura que le propinaron; como decía, le practica eutanasia, desobedeciendo las órdenes directas del capitán de mantener al prisionero con vida para seguir torturándolo. La escena se torna bien dizque dramática (creo que con lluvia y toda la cosa) en el momento en que el capitán descubre lo que hace el dr. y lo enfrenta preguntándole porqué desobedeció la orden, sabiendo que el castigo sería la muerte; entonces el dr., con una actitud un poquito absurda ,ya que ni siquiera intentó alegar que intentó mantenerlo vivo, pero que no pudo, aunque bueno pues, puede argumentarse que el personaje ya estaba harto y decidió confrontar la verdad, así que no tengo tanto problema con el absurdo; continúo: el dr. enfrenta al coronel y le contesta con la frase de la película, la que digo que me dio en la madre, palabras más palabras menos, versaba algo así: “Porque yo capitán, a diferencia de usted, no hago todo lo que me ordenan!” chán chán chán chán!!!, no más metáfora chicos, aquí está el pinchi mensaje por si no lo habían entendido (es como siento que me dijo la película, porque sí, yo creo que el fin de las películas es hablar y en cómo te hablen es en donde está o no la magia, es más importante aun que el mensaje a veces). Finalmente, el dr. se da la vuelta y se marcha y te ponen así la escena dramaticona como esperando el balazo por la espalda que en realidad no se hace mucho esperar (por eso dije “como esperando”).
    Ahora sí, la tercera prueba, ay ay ay ay ay!!! La tercera prueba, obviamente va por donde mismo, se trata de ella desobedeciendo al mismísimo fauno en vivo y en directo.
    Sólo que esta prueba sí se la jaló, se trata nada más y nada menos que de la prueba más trillada a la que cualquier héroe de cuento, caricatura o película puede ser sometido: la típica prueba en la que se engaña al héroe haciéndole creer que es necesario el sacrificio de un tercero, o de algo que afectará para mal a un tercero (pero que a él no le afecta directamente), para obtener la gloria o el bien para todos o lo que sea que esté en juego; finalmente el héroe, en un acto desinteresado se rehúsa a pasar la prueba, renunciando a lo que repito, estuviese en juego, entonces le voltean la tortilla y le dicen: “oh!, estamos complacidos, pasaste la prueba, ahora sabemos que tu corazón es realmente puro y noble, tú eres el elegido y blah blah blah blah blah.
    En verdad me suena demasiado familiar. Creo que es el mismito caso del laberinto, salvo que en el laberinto ni si quiera le piden un súper sacrificio así como que culerísimo, nooo, noo, no, no; tan solo le piden una gotita de sangre de su carnalito bebé. No conozco a alguien que esté feliz de pincharle con una aguja el dedo a un bebé, yo no lo estaría; pero bajo esas circunstancias, creo que hasta para una niña de la edad y dizque inteligencia de Ofelia, resulta mínima la razón del minúsculo y pasajero, efímero dolorcito de su hermano, contra lo que está en juego. Normalmente, volviendo a la historia del héroe, el sacrificio que tiene que hacer, es de consecuencias graves. Aquí se trata de un piquetito de aguja que igual le van a hacer (y más culero) en alguna ocasión posterior cuando lo vacunen. NO MAMEN!!! Neta. Igual, el personaje de la niña puede reaccionar cómo quiera, o sea igual y se puede decir que se malviajó y no le gustó lo que le pidieron. En realidad, ese no es mi problema, mi problema va más bien con la fuerza argumental que puede tener un pinchi piquete en el dedo, o sea, porque no usó algo más dramático?, algo como tener que abandonar al niño en el bosque o yo qué se, yo no hago películas, no es mi chamba, pero lo del piquete me parece muy mala chamba, sin suficiente fuerza. Repito además: la prueba está bien mamona, en la medida en que está bien trillada, hasta en la biblia aparce una historia en la que Dios le pide a un vato (creo que Job) que sacrifique a un hijo suyo para demostrar su fe en él, nada más que aquí el final sí fue culerón creo, porque me parece que el vato le hace caso, o creo que Dios lo detiene antes de hacerlo, pero el guey iba con todo según recuerdo; si pues, aquí no era para probar el corazón puro de Job, sin su fe ciega.
    Aun hay más: dejando de lado toda la parte fantasiosa de la película y atendiendo sólo a la parte del mundo normal, creo que toda la historia no es más que un cliché con personajes clichés, interactuando de manera cliché. Debo aclarar aquí que, ésto no me parecería tan mal si el resto de la película estuviera bien sustentado, pero pues como ya debe ser bastante claro, no me lo parece; de hecho, todas las cosas que le critico a la pelícua, individualmente no me parecerían así como: “agr.!!! Qué terrible”, pero solo así, si fueran casos aislados, pero pues no, se trata de toda la película, así que ni hablar, no le veo salida.
    Volviendo a lo que decía y siguiendo la misma linea, tenemos al capitán, que es el malo, malo, malo, inflexible y sin corazón, aclaro: un personaje cliché, no hay pedo, 2 tampoco, 3 ya hacen ruidito, pero TODOS!!! No mames, apenas lo entiendería si se tratara de una gran historia, o una gran película. Luego está Mercedes (Maribel Verdú) que desde que sale se ve que es buena y que a escondidas ayuda a “los buenos”. En cuanto me di cuenta de eso pensé (en serio): “A huevo su amorcito, o de perdida su carnal está con los rebeldes” y pues, resultó que ambos, o sólo el hermano ya no recuerdo bien.
    Luego el dr., ese personaje que no es ni guapo ni simpaticón, pero que de volada se ve que siente algo no correspondido (a huevo, no es ni guapo ni simpaticón, nomás noble, buena gente) por áquella que es su cómplice en sus ocultas acciones de apoyo a los “buenos”,la “buena que usa su disfraz para apoyar a los rebeldes”,para mí todo eso es bastante cliché, pero bueno, puede ser que eso sea de cada quién.
    Y pues el hermano (o el novio, o ambos) que es el típico novio (o hermano, o ambos) rebelde romántico. Por último, está Ofelia, que es la niña pura e inocente, noble, curiosa y libre de espiritú. Instisto, tanto cliché requiere de una historia bien chingona para poder ignorarse.
    Luego está la custión de si fue real o imaginado, todo lo fantástico, ahí no le critico nada, solo puedo decir que puedo asegurar que fue real; de hecho, si fue imaginado, solo da mas tela de donde cortar, porque haría la película peor ante mis ojos, por razones que no tiene caso comentar aquí.
    Existen otros tantos detalles flojos que ya no menciono, porque son de menor importancia y porque ya la hice muy larga (otra vez sin albur).
    Este fue básicamente un intento fallido por entender qué es lo que tiene de bueno la película y pues estoy abierto a ser rebatido o debatido en mis argumentos, neta que me gustaría mucho que me dijeran: aquí estás mal, por ésto y por ésto, no nomas que me criticaran; ésto si es que a alguien le da por leer mi crítica y más aun contestarla.
    Nomás me resta decir que, en aras de concretar mi entendimiento de la premisa o el mensaje que creo la película deja demasiado claro en algunas escenas, forcé un poco la conclusión de la parte de la uva para que fuera congruente con dicha premisa, que ya he mencionado varias veces; digo que la forcé porque en esta ocasión, la niña desobedece comiéndose la uva y de hecho, cosas malas suceden, el monstruo se levanta y la persigue y de pura suerte, así como que a último momento como pasa en las películas, logra escaparse. Lo que quiero decir, es que no es del todo congruente con el “no obedezcas nada más por que sí”, o mejor dicho, no respalda a esta premisa; tampoco me parece que la contradiga, simplemente no la respalda, es como: un caso en el que desobedecer sí fue malo. Pero entonces ya no logro sacar nada congruente, o sea para qué chingados lo puso, tal vez simplemente para eso, para poner un ejemplo en el que desobedecer también puede ser malo, pero pues, en realidad me parece innecesario; me parecería necesario si la premisa principal hubiera sido: “Está mal obedecer siempre” y pues entonces tendría sentido balancear esa premisa con ese ejemplo en el que se quedaría ilustrado: “pero a veces también es malo desobedecer”. Pero no, por ahí no va la cosa, pueden decirme que ni al caso, que entendí mal la premisa, que no sé ni qué pedo, que escribí mucho la palabra “premisa”, que estoy pendejo, lo que sea, pero por favor, si a alguien le interesa, rebata mis argumentos, no es reto ni nada, pero me gustaría convencer a alguien de que no estoy equivocado respecto a el laberinto, no sé porqué pero creo que a veces tengo necesidad de que el mundo vea las cosas como yo, y creo que no soy el único.

  19. Avatar
    Dessireè
    4 de junio de 2007 at 13:01 — Responder

    me parece un argumento totalmente vacio el anterior.

  20. […] dibujante experto del género con ejemplos como El espinazo del diablo (2001), o la oscarizada El laberinto del fauno (2006). Y a buen seguro que este cineasta huele el aroma de la dicha estatuilla, porque es el […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos