[Premios Oscar] Crítica: “Revenant: El renacido” y el debate moral de la venganza

Escrito por

Mucha sorpresa causó el triunfo de ‘The Revenant’ en los recientes Globos de Oro, sobre todo porque dejó sin premios a las favoritas “Carol” y “Spotlight”. Y es que Alejandro González Iñárritu será siempre un director polémico. Tras ganar el Oscar el año pasado con Birdman, su prueba de fuego le vino precisamente con ‘The Revenant’, historia ambientada en el oeste estadounidense de principios del siglo 19.

La película, que anteriormente estuvo cerca de ser dirigida por Park Chan-wook (Oldboy), es una intensa epopeya sobre el poder de la venganza y los extremos existenciales de la violencia. El gran logro de la cinta es el destacado equilibrio conseguido entre sus grandes actuaciones, la impresionante puesta en escena y el magnífico trabajo de fotografía. Sin embargo, el intento de González Iñárritu de crear una especie de thriller con notables elementos de cine coreano resulta demasiado confuso (y agobiante) para la historia que pretende contar.

“The Revenant” puede llegar a sentirse tediosa, es demasiado reflexiva sobre los alcances de la venganza y sucumbe ante lo moralmente correcto. Ojo, es una fórmula que funciona en varios aspectos, pero que no hace lo suficiente para ganarse el corazón de la audiencia, a pesar del buen trabajo de Leonardo DiCaprio en el papel protagónico.

Leonardo DiCaprio nos regala una de las mejores interpretaciones de su carrera.

Leonardo DiCaprio nos regala una de las mejores interpretaciones de su carrera.

The Revenant narra, con obvias modificaciones, la historia real de Hugh Glass (Leonardo DiCaprio), un temerario cazador que vivió en el siglo 19, cuando el comercio de pieles de animales era el negocio más rentable en los recién nacidos Estados Unidos. Tras una batalla con guerreros indios, el grupo de Glass se ve reducido, lo que los obliga a huir. Al ser Glass el más experimentado, el capitán (Dohmnall Gleeson) lo escoge para ser quien guíe al grupo hacia la base más próxima, hecho que genera la antipatía de Fitzgerald (Tom Hardy), otro reacio cazador de una muy mala actitud.

Como se puede ver en los avances, Glass es atacado por una osa grizzly cuando buscaba alimento. Esa batalla lo deja malherido y al borde de la muerte. Sus compañeros lo auxilian y deciden llevarlo a cuestas en su viaje, pero luego de unos días se dan cuenta de que eso no va a funcionar y el Capitán delega a Hawk, el hijo mestizo de Hugh, a Bridger (un excelente Will Pouter) y al polémico Fitzgerald a cuidar de Glass hasta su muerte y brindarle un sepelio digno. Sin embargo, surge la traición dentro del grupo y Glass es abandonado a su suerte junto al cuerpo inerte de su hijo. Contra todo pronóstico, el cazador sobrevive y tendrá tiempo de planear su venganza contra quienes le quitaron a su ser más amado.

“The Revenant” es una maravilla en términos estéticos. Es un himno brutal a la belleza y al terror del mundo natural que desde la primera escena nos brinda alcances de las motivaciones posteriores del personaje de Glass. Sus deficiencias como drama humano y esa meditación metafísica que la hace tediosa toman su tiempo para llegar, y por eso, la decepción podría llegar a ser más grande dependiendo del espectador. Sin embargo, esos primeros alcances de la trama, que nos permiten conocer el espacio en el que desarrollará la historia, son lo más destacado en materia visual, aunque no tanto en interpretaciones.

Llegado el momento de planear y ejecutar su objetivo de venganza es que vemos por primera vez lo mejor por parte de DiCaprio. Debido a su situación, Glass casi no puede hablar ni tiene con quien hacerlo, por lo que el buen Leo cumple la labor exitosa de transmitir la evolución interna y externa del personaje a través de quejidos, silbidos involuntarios y sonidos cortados de respiración (que, incluso, llegan a empañar la cámara). Su viaje a través de rocas, tierra y agua lo lleva por momentos inimaginables que, sumados a la amenaza de ser asesinado por animales e indios y a la relación que llega a desarrollar con un ermitaño, crean un personaje capaz de sostener por sí solo toda la trama de la película. Pero por sobre todo eso está la figura del hijo asesinado de Glass, quien humaniza al personaje y, a la vez, desarrolla en él un primitivo sentimiento de venganza, motor principal de la trama.

'The Revenant' es una cinta sobre la venganza y los extremos existencialistas de la violencia

The Revenant es una cinta sobre la venganza y los extremos existencialistas de la violencia

El problema podría ser también ese: el hijo de Glass importa más por lo que representa que por lo que hace. La relación padre-hijo, explotada en los primeros minutos de la película, nunca desarrolla la convicción emocional suficiente como para lograr el efecto deseado, y el resultado es la impresión de que Hawk solo existe porque alguien tenía que morirse en la película y para que el personaje de Glass tenga un impulso más humano en su búsqueda de venganza, como si el hecho de ser abandonado por tus supuestos amigos no fuera ya suficiente motivo. En su afán de reforzar ese aspecto humano, González Iñárritu juega con los flashbacks y las alucinaciones, en las que no solo participa Hawk sino también su madre, elementos que en contraposición a los grandes momentos interpretativos de DiCaprio, llegan a estorbar la narración. En esos detalles es evidente el intento del director de volver a ese ambiente de desesperación que caracterizó sus primeras cintas (“Amores perros”, “21 gramos”), lo cual no estaría mal si no se cayera en lo predecible y si se hubiesen encontrado mejores formas de grabar las escenas de acción, las cuales no reflejan toda la carga de energía contenida por más de dos horas.

DiCrapio es dueño de la película, no hay duda. Si bien no muestra esa coquetería particular suya que fue parte esecial en personajes de películas como ‘Atrápame si puedes’, El aviador o El lobo de Wall Street, Leo da una clase magistral de actuación, tan intensa que parece el retrato físico del sufrimiento. Y lo mejor es que resulta muy bien complementado en los momentos en los que aparece. Dohmnall Gleeson, quien ha tenido un excelente año en cuento a películas (protagoniza ‘Brooklyn’ y Ex-Machina y hace de villano en Star Wars: El Despertar de la Fuerza, suertudo), tiene un papel correcto aunque poco destacado. Tom Hardy, a quien casi no se le entiende cuando habla, crea un villano frío y cruel, que funciona muy bien como la antítesis de Glass. A diferencia de muchos villanos de blockbuster, el Fitzgeral de Hardy tiene claras sus motivaciones y mantiene su personalidad antipática y sin remordimientos durante toda la trama, sin que eso evite que se le muestre también temeroso y calculador. Cumple su función en buena medida. Una grata sorpresa fue la performance de Will Pouter, quien ya asegura con su participación en ‘The Revenant’ que le espera un futuro interesante.

‘The Revenant’ es una cinta imprescindible, pero no por su guion, sino por su envoltura formal, la direccion artística, la música, el casting, y el talento del “Chivo” Lubezki, quien contribuye a crear ese ambiente onírico que recorre la película, y que se contrasta a la perfección con el extremo realismo de las escenas protagonizadas por DiCrapio. Nadie duda de que peleará por los principales galardones en la próxima ceremonia del Oscar. De hecho, creo que Lubezki y DiCaprio corren como los principales favoritos en las categorías de Dirección de Fotografía y Actor Principal, respectivamente. Sin embargo, a la cinta se le va a ser muy difícil trascender en el tiempo. A diferencia de ‘Birdman’, donde los personajes trabajaban en armonía para ayudar a contar la historia de un hombre deshecho y perturbado por sus propios miedos y decisiones; en ‘The Revenant’, la historia y el conflicto no llegan a un mismo punto. La película está llena de imágenes y escenas inolvidables, pero también hay una frialdad frustrante que impide interiorizar la historia una vez que se termina de contar. Como me dijo un amigo, “es una película para los ojos, pero no para el corazón”. Y siento que tiene razón.

“Revenant: El renacido” se estrena el 4 de febrero en Perú.

La polémica está abierta: ¿merece González Iñárritu un segundo Oscar?

La polémica está abierta: ¿merece González Iñárritu un segundo Oscar?



También puedes leer:


4 comentarios

  1. Angelica dice:

    Aburridísima, se copió planos de Gladiador cuando Rusell Crowe recuerda a su esposa.

Trackbacks

Checa los que otros dicen sobre este post...
  1. […] Leonardo DiCaprio por Revenant: El renacido. Personaje: Hugh Glass, un explorador que durante una expedición en 1823 es atacado salvajemente […]

  2. […] El renacido (The Revenant), de Alejandro González Iñárritu. En una expedición a tierras salvajes, el […]

  3. […] El Discurso del Rey). “The Danish Girl” aparece detrás de la ola (o más bien, el zarpazo) de The Revenant y una lluvia de comentarios, memes, debates y hasta juegos de computadora sobre una muy cantada […]



Déjanos tu comentario

Gracias por comentar esta nota. Antes de hacerlo, considera lo siguiente:
Los comentarios deben estar relacionados con el tema de esta entrada. No se permitirán insultos ni agravios personales. Los comentarios fuera del tema u ofensivos serán eliminados.
Cinencuentro no se responsabiliza por los comentarios que aquí se publican, ellos son autoría de cada usuario.

Publicidad

The Social Network




You've Got Mail


 Subscríbete al feed RSS


» Estadísticas
Otros enlaces:
Pide tu tarjeta Payoneer