Cartelera (6 julio – 12 julio)

Nuevas críticas: Crímenes de la mente, El nuevo mundo y Peloteros. Siguen en cartelera: La casa del lago, Ultravioleta y El color del crimen. En Películas Clásicas encontrarán La ley del deseo.

Crímenes de la mente (The I Inside, 2003)
“Simon Cable ha despertado de un coma tras un accidente automovilístico. Como consecuencia se le ha diagnosticado “pérdida temporal de la memoria” y no puede recordar ciertos pasajes de su vida, de hecho, el último evento que recuerda es de hace dos años. Pero a medida que empieza a recuperar la memoria, su mente se convierte en un rompecabezas de recuerdos esporádicos que involucran muerte, infidelidad y una vida superficial.” Lee la crítica.

El nuevo mundo (The New World, 2005)
“La historia de Pocahontas y el invasor-explorador John Smth es el material del que se vale el director Malick para entregarnos su tan particular visión del orden y la armonía del mundo en contacto con los elementos, la moral y la tecnología que conlleva la civilización. Y lo presenta nuevamente de manera notable. En sí la historia de la conquista del nuevo mundo daba la talla precisa para expandirse en este tema sobre el cual siempre ha reflexionado. Pero con gran talento se aleja de las fórmulas fáciles y complacientes para hacer de su película una vasta y compleja mirada sobre el cruce (o mestizaje) de dos mundos distintos alrededor de la bella y enigmática protagonista quien lleva consigo todo el peso de esta transformación, aliado al cambio natural de su crecimiento como mujer. Q’Orianka Kilcher (la gran revelación de esta película) es la que se encarga de darle vida a esta princesa, testigo de todo un momento crucial de la historia de la humanidad. Pero en manos de Malick adquiere una dimensión distinta como reflexión acerca de los malo y lo bueno (a partes iguales) del muy antiguo y cada vez más acelerado proceso de globalización.” Lee la crítica.

Peloteros (2006)
“Inesperadamente se ha estrenado esta nueva película peruana que sigue a su modo la línea pícara de Mañana te cuento. En este caso las aventuras de aprendizaje de los calenturientos patas se trasladan a los barrios de la límeñísima Breña. Empeño bastante digno (dentro de sus límites) pues consigue adaptar lo mejor de aquella película en una simpática anécdota alrededor de los sueños (no solamente futbolísticos) de tantos jóvenes de cara a la realidad del país. Al debutante director Coco Castillo no le falta incluso bastante solvencia de narrador. Mucho de esto se deberá también a la participación de Incacine y en especial del experimentado Ricardo Velásquez en la asistencia.” Lee la crítica.

La casa del lago (The Lake House, 2006)
“El argentino Agresti tienta las posibilidades en la industria norteamericana con esta película para el lucimiento de Sandra Bullock y Keanu Reeves, descansando de las persecuciones para reencontrarse en una simpática historia de amor recogida de un film coreano. Cinta que recoge la antigua tradición del romance superando los límites de lógica gracias a la surrealidad (expresión misma de la ilusión puesta por encima de cualquier condición de la realidad).El director se alista a preparar la función con todo el oficio conseguido en su tierra natal. Lugar donde siempre se las ingenió para mantenerse muy activo a pesar de las dificultades de producción en la región y que lo mantuvieron como uno de los nombres más notorios de este medio. Algo de ello se puede apreciar en este trabajo para los grandes alcances y promociones de la industria norteamericana.” Lee la crítica.

Ultravioleta (Ultraviolet, 2006)
“Nueva incursión de los grandes estudios en el panorama de las aventuras y coreografías virtuales al estilo impuesto por The Matrix y continuado por heroínas del tipo Electra y Aeon Flux. Esta nueva compañera de armas también tiene en sus manos la responsabilidad de salvar a humanidad de una intriga gigantesca perpetrada por los siniestros líderes a quienes se les debe las supertecnologizadas comodidades de este futuro virtual. Milla Jovovich se coloca otra vez las ropas ajustadas y aplica toda gama de saltos y habilidades más que hiperkinéticas que le han dado cierto espacio en el cine de acción especialmente desde Resident Evil.” Lee la crítica.

El color del crimen (Freedomland, 2006)
“A pesar de la propaganda que nos la presenta como un thriller, esta película tiene proyecciones mucho más amplias. Convulsión social, suspenso criminal y drama personal, todo a la vez es removido y mezclado para tantear terreno difícil y que se estrena mucho antes de la temporada del Oscar. El director Roth se pone a prueba al realizar este caleidoscopio acerca de los conflictos de la Norteamérica actual. Una desorientada mujer aparece en un hospital reclamando ayuda como casi vocera de toda esa población marginada de un barrio de New Jersey, en el cual se desatarán los rencores y desprecios más aguantados que adormilados. Pretensiones mayores las de esta historia que con todo y sus irregularidades no deja de llamar la atención.” Lee la crítica.

Rescate en la Antártida (Eight Below, 2006)
“El exitoso productor Frank Marshall (uno de los principales colaboradores de Spielberg) regresa a la dirección con esta historia de supervivencia en las inhóspitas tierras de la Antártida y que inspiró anteriormente una versión japonesa. Se trata casi de una extensión de Alive (aquel film sobre la resistencia a toda costa de unos futbolistas uruguayos en las alturas andinas). Pero en este caso todo se encuentra revestido del empaque pasteurizado de la Disney. Lo que quiere decir que con todo el riesgo y posibilidades aventureras, la cinta se mantiene en el espectáculo mediano, poco atrevido, (si quiera llevadero al menos) pero tan artificial que incluso petrifica su vocación de sencillo divertimento.” Lee la crítica.

Viviendo con mi ex (The Break-Up, 2006)
“Dentro de lo que podríamos llamar comedia romántica es donde se puede ubicar esta película, a pesar de desarrollarse en pleno momento de ruptura. La pareja central no protagoniza una historia a partir del encuentro y la atracción sino de la crisis y la posibilidad de la separación. Aunque no llega a salirse del libreto de tantas otras (repletas de psicología barata y demás), posee algunas variaciones que llaman algo la atención. El director Peyton Reed (el mismo de la divertidísima Down with Love) se toma con algo de criterio el encargo de realizar un vehículo de lucimiento para Jennifer Aniston y Vince Vaughn, dos actores limitados de recursos pero efectivos en lo suyo.” Lee la crítica.

Poseidón (Poseidon, 2006)
“El “Poseidón” es el barco de entretenimiento más impresionante del mundo. Sus distinguidos pasajeros lo eligieron para pasar la noche de Año Nuevo en altamar. Pero lo que les espera es una verdadera tragedia pues un maremoto de dimensiones indescriptibles está en el trayecto del buque. Sólo un grupo de ellos se atreverá a buscar una salida, algo difícil de realizar tras el desastre dejado por la ola gigantesca.” Lee la crítica de Johan Tábori.

Poseidón (Poseidon, 2006)
“Casi tardíamente se viene a incorporar este remake del clásico catastrofista de los años 70 dentro del grupo de secuelas post Titanic. El director Petersen se limita a hacer otro experimento de los alcances de los efectos virtuales en aventuras tan gigantescas como las de este crucero convertido por nombre en el reto del hombre al mismo señor del mar. El resultado será el castigo en reinos ajenos. Pero parece que el sacudón también lo recibe el exitoso cineasta. A pesar de parecer el nombre indicado para ejecutar el espectáculo, luce menos que discreto en su despliegue de la acción con respecto a otras incursiones suyas como The Perfect Storm y especialmente la estupenda Das Boot, la película que lo lanzó a la fama.” Lee la crítica de Jorge Esponda.

Un amor, dos destinos (An Unfinished Life, 2005)
“Jean Gilkyson (Jennifer Lopez) tiene que huir del maltrato de su abusivo novio. La única alternativa que le queda a ella y a su hija es refugiarse en la casa del padre de su difunto esposo. El suegro aún culpa a Jean por la muerte de su vástago, y este dilema hará que la relación de ambos sea aun más difícil de reconciliar.” Lee la crítica de Johan Tábori.

Un amor, dos destinos (An Unfinished Life, 2005)
“El sueco Hallström nos entrega aquí una nueva historia de horizontes extraviados dentro de la cotidianeidad de la inmensa Norteamérica. En sus películas siempre esta presente la vocación por presentar crónicas narradas claramente pero siempre manteniéndose en la medianía sin querer apostar por un más allá (como si se tratara de sus propios personajes). Pugnando para obtener alguna especie de favoritismo en premiaciones como los Golden Globes o los premios de la Academia. Al menos cuando se acerca a los retratos y anécdotas mínimas y provincianas ha sido certero y cuidadoso. Pero estos casos han sido los menos, comparados a sus intentos dentro de los géneros definidos como la comedia (la última de ellas su divertimento sobre Casanova). Al menos esta otra se acerca en algo a las primeras, en intenciones.” Lee la crítica de Jorge Esponda.

Soltero en casa (Failure to Launch, 2006)
“Generalmente en los países del primer mundo la partida del hogar materno se da alrededor de los 18 años. Es mal visto que alguien siga viviendo con sus padres más allá de los 30 y peor aún si es hombre. Uno de estos peculiares casos es el que nos presenta esta comedia protagonizada por Sara Jessica Parker y Matthew McConaughey.” Lee la crítica.

El código Da Vinci (The Da Vinci Code, 2006)
“Película esperadísima por muchos, esta adaptación del bestseller de Dan Brown esta dispuesta a seguir recorrido paralelo al libro y convertirse en imán de taquilla y tema de conversación polémica a partes iguales. Así la investigación hacia el secreto mejor guardado por siglos y siglos de cristiandad que emprende con riesgo de muerte el profesor Robert Langdon nos remite a tantos otros thrillers y su eficaz mecánica. Pero Ron Howard solo se ha limitado a filmar una ficción con desgano. Tan rutinaria como falta del elemento esencial que el mentado tema central requería: el misterio.” Lee la crítica de Jorge Esponda.

El código Da Vinci (The Da Vinci Code, 2006)
“El código Da Vinci es un thriller con la calidad profesional estándar de la industria hollywoodense, eficiente en su mayor parte y cuyo eventual éxito de taquilla se basa principalmente en la controversia suscitada con la Iglesia Católica. En esta nota tocaremos ambos puntos. Adelanto que, como película, no es nada del otro mundo (a pesar de su temática religiosa) por lo que tampoco se pierden nada si no la llegan a ver; más aún, es posible que –en este caso– la novela sea mejor que el filme.” Lee la crítica de Juan José Beteta.

» Ver más críticas

1 comentario

  1. 13 de julio de 2006 at 21:57 — Responder

    Ponga el trailer de spiderman3 para verslo y stan xeve sus tralier

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back