El cine del 2008 (Eduardo Quispe)

4 meses 3 semanas 2 dias

Coincido con los balances anteriores sobre la mejoría de la cartelera comercial, también con los atentados a la misma; sea la mutilación de una película, que pongan una por menos de 2 semanas, o en el peor de los casos anunciarla para nunca exhibirla (unos ejemplos: Persépolis y The Darjeeling Limited). Sin más preámbulos, la lista:

Noches en una ciudad (Jedné noci v jednom městě) de Jan Balej. En el marco del Festival Al Este de Lima. Despabilante film animado checo, al mejor estilo de Jan Svankmajer con ese imaginario surrealista, lleno de sadismo y humor negro.

2 películas del rumano Cristian Mungiu:

4 meses, 3 semanas y 2 días. Película ganadora de la Palma de Oro en Cannes 2007, estrenada en cartelera comercial. Un crudo relato hiperrealista de dos amigas que sufren una serie de inconvenientes para realizarse un aborto, durante los últimos años del régimen comunista liderado por el dictador Nicolae Ceausescu.

Occidente. Exhibida en el Festival de Cine Europeo. Estupenda, excelente ópera prima, con una narrativa bastante lograda y exigente, siempre con el análisis de la problemática social rumana, en este caso la de los emigrantes que buscan a como de lugar salir de Rumania. Esta la quise ver por el impacto que me causó el estreno antes mencionado y no me decepcionó.

Tengo una posición sobre el Festival de Lima, así que antes de asistir a alguna función, la pensé bien, para elegir y violar en nombre del cine, mis principios éticos. La película que escogí fue La Rabia de Albertina Carri, directora de Los Rubios y Geminis. Violenta y atípica visión del campo en Argentina, donde todo parece tener un orden social. Esta película revisa esa estructura y nos muestra campesinos sin patrón, ni clase, sino sobrevivientes, ligados a la dureza de la naturaleza.

Las películas del Festival que pude ver fuera del mismo, fueron:

Leonera, de Pablo Trapero, que en esta película retoma el relato sobre la desventura personal, mostrada en El Bonaerense, mejorando el nivel de sus cintas anteriores (Familia Rodante, Nacido y Criado). En esta película, Julia, la protagonista se encuentra, sin saber exactamente cómo, vinculada a un crimen, encerrada en la cárcel y embarazada.

Tropa de Elite, de José Padilha. Cinta ganadora del Oso de Berlin 2007, y del Premio del Público del Festival de Lima. Mucho se ha dicho sobre esta película, sólo añadiré que es bien lograda, entretenida e incómoda para todo aquel que la vea con una posición clara sobre la lucha contra el crimen.

Mi lista continúa con algunos estrenos comerciales:

Promesas Peligrosas (Eastern Promises), de David Cronenberg, de la cartelera comercial. El maestro insiste en mostrar la dualidad de los más sanguinarios maleantes, como lo hiciera en Una Historia Violenta, esta vez mostrando el ascenso de uno de ellos dentro de la mafia rusa, interpretado por Vigo Mortensen, quien se ha convertido en un especialista para encarnar a los siniestros personajes del cineasta canadiense.

Buscando un amor (My Blueberry Nights), de Won Kar Wai. Las historias de amor inconclusas, o de torpe realización son comunes en las películas del director de las bellísimas In the Mood for love y 2046. Los amantes nunca se olvidan, nunca dejan la pasión y sobre todo, nunca son felices. Pero en esta película nos deja ese sabor de esperanza de que el amor está frente a tus narices, a pesar que recorras el país para hallarlo. Puede que el tema sea algo convencional, pero el tratamiento es destacable. La incursión de Wong Kar Wai en Hollywood no decepciona por este aparente viraje positivo en sus historias, sino más bien marca su efectivo estilo, en un mercado donde abundan las historias rosas desechables.

Petróleo Sangriento (There Will Be Blood) de Paul Thomas Anderson. Larga y cautivante, como la mayoría de sus películas. Un diagnóstico vigente, bastante acertado sobre la realidad norteamericana, a pesar de que la acción ocurre a inicios del S. XIX. La relación de petróleo, familia, religión, en una fanfarrea, un teatro de la vida que es el capitalismo y la nación corporativa.

Sin lugar para los débiles (No Country for Old Men) y Quemar después de leer (Burn Alter Reading) de los Hermanos Coen, han dado buen matiz a la cartelera peruana este año. La primera fue estrenada en la inmediación del Oscar 2008, es un clásico post moderno, escenas y personajes pregnantes, todo, todo está bien hecho en esta película. La segunda estrenada a finales del 2008 que posee el humor extraño de los Coen, quienes se burlan de las películas de espías, los convencionalismos del género, así como de la eficiencia de las agencias, de la política internacional, etc. Lo más gracioso es que matan a Brat Pitt apenas pasada la media hora. Genial.

Para destacar también son La mujer sin cabeza, de Lucrecia Martel (sin comentarios), En la Ciudad de Sylvia de José Luis Guerín, Luz Silenciosa de Carlos Reygadas, El Asesinato de Jesse James de Andrew Dominik, Relaciones peligrosas de Sidney Lumet, Dueños de la Noche de James Gray, Crimen y Lujuria de Ang Lee, Crimen Oculto de Gus Van Sant, Sueños y Delitos de Woody Allen, Paris te amo (varios directores), Gangster Americano de Ridley Scott, Juno de Jason Reitman, Sweeney Todd de Tim Burton, El Caballero de la Noche de Christopher Nolan, y sobre todo me sorprendió y encantó Wall-E de Andrew Stanton, que siendo una película “para toda la familia” dio en el clavo sobre hacia donde se dirige la humanidad, sino cambia sus hábitos de consumo.

P.D. En vista que es una lista de lo que rescato del cine visto durante el 2008, me abstengo de comentar e incluir películas peruanas.

P.D. 2 Existe un cine nacional que no está en carteleras comerciales, ni en los clásicos círculos “culturales” limeños. Un cine que con esfuerzo, pasión y cinefília propone y aporta a la microproducción nacional. Estar atentos.

Artículo anterior
You broke my heart!
Artículo siguiente
Cannes 2009: Isabelle Huppert presidirá el jurado

3 comentarios

  1. Ernesto
    4 de enero de 2009 at 12:00 — Responder

    ¿A qué cine te refieres Eduardo?…¿El de provincias?…ese cine no tiene casi nada que rescatar…Aparte, Dioses no estab tan mal, no crees?

  2. Landeo
    4 de enero de 2009 at 16:24 — Responder

    buena, coincido contigo, si el cine nacional es VIDAS PARALELAS prefiero ver el chapulin colorado

  3. juan
    24 de noviembre de 2009 at 8:10 — Responder

    Sí, el cine de la elite limeña es el que tieen mayor difusión y sobrevaloración en nuestra nación.Ojalá que cineastas como tú refelejen a la nueva Lima en la pantalla grande. Pues, La Lima actual es más que la pituqueria que nos muestran los cineastas del “stablishment” limeño.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

El cine del 2008 (Eduardo Quispe)