Días de Santiago (Dir. Josué Méndez)

Sinopsis:
Poster Días de Santiago
Santiago Román, un ex-soldado de 23 años ha vuelto a Lima después de años de haber luchado contra la subversión terrorista y el narcotráfico en su propio país y en la guerra con el Ecuador. Forma parte de una generación perdida que pagó culpas por las irresponsabilidades políticas de los gobiernos.

Santiago encuentra en Lima a una ciudad hostil, caótica, decadente y a una familia que la refleja. Está decidido a mejorar su propia situación lo mismo que la de su familia y de su país. Santiago está intentando adaptarse a la vida civil pero sus recuerdos no lo dejan encontrar paz consigo mismo. Tiene la mentalidad de un soldado, y cree que sólo basta luchar para conseguir todo lo que se quiere. Intenta establecer su propio sentido de orden. La sociedad y la gente, sin embargo, se mueven en sus propios ritmos. No lo esperaban y ya no tienen un lugar para él. Santiago toma conciencia que las cosas no son como él quería verlas.

Nota del director

“Le llaman salvaje al río que se desborda, pero no al cabrón que lo oprime”

Dos cosas me motivaron a realizar esta película. Una es la cita previa, la cual leí en una pared caminando un día por las calles de Lima. La otra fue la oportunidad de conocer al Santiago de la vida real, un joven ex-soldado peruano. Su generosidad, su simpatía, su humildad, me hicieron tomar conciencia de la terrible indiferencia social y estatal hacia personas que creyeron en su país.

Para mí, Santiago Román, el personaje, representa a una generación engañada que perdió su juventud en el campo de batalla y volvió a la ciudad sólo para luchar una vez más por adaptarse y sobrevivir en una sociedad sin memoria, que ni los reconoce ni los aprecia; una sociedad incapaz de ofrecer un rol digno a aquellos que lo dieron todo por protegerla, y donde todos compartimos la culpa por permitir un sistema que prepara a sus hijos para la guerra sólo para abandonarlos y dejarlos de lado una vez alcanzada la paz.

Días de Santiago es una película urbana. Trata de la rudeza de la vida en la urbe, de sus calles, del tráfico, del caos. No tiene, por lo tanto, ningún flashback. Las memorias de la guerra sólo están dentro de la cabeza de Santiago, y lo atormentan. Esto se expresa en la película a travéz de la voz en off del protagonista. El estilo visual del largometraje es ecléctico, la mitad del tiempo la fotogrfía es a color, la otra mitad blanco y negro. Después de todo, es la historia de un hombre en búsqueda de orden, balance y armonía en un mundo caótico.

La estructura narrativa del film no es convencional, no sigue estrictamente la estructura en tres actos, es más bien una estructura que refleja a su personaje principal. Así como Santiago no encuentra una dirección clara para su vida al comienzo de la historia, la película misma tampoco parece encontrar una dirección, no hay un camino claro, un final certero. Sólo cuando Santiago decide empezar una nueva vida la película logra concentrar suficiente impulso y la historia empieza a fluir con más rapidez. A partir de entonces la estructura sigue al personaje en su búsqueda por pertenecer y salvar gente en la vida civil. La cámara sólo busca acompañarlo, sea fija o en mano, con la intención de lograr atrapar a la audiencia y llevarla lo más próximo posible al estado mental del personaje, a su paranoia, a su inestabilidad, a su fragilidad social.

santiago-camina440

Prensa

Ficha técnica

Ficha artística

Crítica de la película

«Días de Santiago: El hombre encerrado en sí mismo»

Imágenes
Fotogramas 1
Fotogramas 2
Fotos de producción
Dias de Santiago en el mundo

Premios

Josué Méndez – Director

Trailer

52 comentarios

  1. […] Recordemos que en recientes ediciones del festival participaron con éxito: Días de Santiago de Josué Méndez (Premio especial del jurado 2004), Contracorriente de Javier Fuentes León […]

  2. 28 de enero de 2006 at 20:28 — Responder

    […] Películas peruanas » Días de Santiago […]

  3. […] Películas peruanas » Días de Santiago […]

  4. Avatar
    2 de febrero de 2006 at 17:27 — Responder

    Sin duda éste es una de las mejores películas realizadas en Perú en los últimos años. El protagonista, Santiago, lucha por adaptarse a la vida civil después de años de vivir sumergido en la violencia. La película evita caer en el tono aleccionador tan frecuente en las obras al estilo Hollywod o de directores que no consiguen superar el realismo más inmediato. Su principal acierto es tratar sobre la guerra sin mostrarla directamente. Con ello, Méndez expresa un sentimiento colectivo del Perú actual, un país que lucha por superar las secuelas de años de violencia y guerra. “Días de Santiago” es una obra de arte de primer nivel, bien filmada y con magníficas actuaciones.

  5. […] Películas peruanas » Días de Santiago […]

  6. Avatar
    Isabel116
    17 de febrero de 2006 at 5:03 — Responder

    Vivo en Alemania desde hace seis años. El fin es interesante, bien filmado con una temática muy cruda, pero por otro lado muy unilateral y machista. Digo esto, por que todos los personajes femeninos, sin excepción, se presenta como mujeres manipuladoras, pasivas y corruptas. Es una pena que se propague en un película tan galardonada, una imagen tan tergiversada de la mujer peruana. En el comentario sobre la película sólo se hace alusión a la problemática del excombatiente joven, traumado, que no encuentra lugar en la sociedad, pero así como es presentada por Méndez, la culpa es principalmente por las mujeres que lo rodean, la madre, que lo rechaza y permite la corrupción de su hija, la esposa,que no lo comprende y no se da cuenta de su problema síquico, la cuñada, que lo seduce para lograr safarce del marido, las amigas, todas chiquillas sin cerebro, superficiales e irresponsalbes, hasta la pequeña hermana, que permite sin mayor rechazo o manifestación traumática, al contrario del protagonista, la relación incestuosa permanente con el padre, es que eso no es tan grave, ya que ella es mujer??? La escena en la cual Santiago abre la puerta y la hija y el padre se levantan los calzones fue la que más me impresionó e indignó. Es esto entonces buen cine peruano???? Que dicen las mujeres peruanas al respecto????
    Saludos

    • Avatar
      Francesca
      8 de diciembre de 2013 at 21:04 — Responder

      Hola, concuerdo contigo en muchos aspectos, como el de las mujeres adultas en su mayoria manipuladoras , sin embargo desacuerdo contigo respecto a Ines , la hermana menor de Santiago, en primer lugar, crees tú que una niña de 9 10 11 12 años puede luchar fisicamente contra una violación, ojala se pudiese evitar, ojala hubiese alguna arma a mano que lograse que esto no suceda, a mi me indgno tanto como a ti, me dejo una sensacion de impotencia enorme, sin embargo, es la madre la que es indifernte a esto, la niña poca culpa tiene, la ropa que usaba era exigida por su padre, y su madre consentia esto podia la niña refutar esto sin recibir algun acstigo fisico dada la gran violencia por la que vivia rodeada? No digo que este ien que no haya rechazado esto, lo que digo es que la niña es inocente, no pudo defenderse, pero es justamente por eso una violación punto aparte del salvajismo del padre, la niña no pudo defenderse y se dio. Ahora, respecto al trauma que hablas, en el dvd de la pelicula, busca el fin original, para los que no lo habeis visto, alerta de SPOILER : santiago coge su arma y se dispara , suicidandose, inmediatamente la niña aparece con un arma y dispara a su padre, la impotencia nos come cuando nos damos cuenta que el arma no tiene bala alguna, tira el alma y corre descalza por las calles, su hermano mayor, la persigue y finalmente se rinde poco despues cuando no la alcanza, Inés corre y corre, hasta llegar a lo que parece ser una carretera o pista grande, descanasa en una pardero y espera un bus, sube a este y se sienta en el ultimo asiento del mismo, un close up a su carita y comienzan a caer las lagrimas mientras ese rasgue de guitarra que acompaña a Santaigo durante el final de la pelicula, suena, y vemos Inés huir, finalmente. Este final, creoyo, hubiese sido mucho mejor de haberse mantenido, y muestra una obvia respuesta traumatica ante la violacion, es buen cine? yo creo que sí, buen cine no es aquel que no mueestre siempre finales felices donde la heroina/heroe salva a su familia y derrota a los malos, esta pelicula, estan rica, evidencia tanto la sociedad limeña y la corrupcion en la que se vive, y las pocas respuestas que tenemos a esta con un final tan incierto como el que nos muestra.

  7. Avatar
    17 de febrero de 2006 at 11:56 — Responder

    Estimada Isabel, a mi parecer, la lectura que realizas del film con respecto a los caracteres femeninos es válida, pero no la comparto. Yo creo que se trata de representar el entorno personal del personaje principal, recordemos que «Días de Santiago» está basada en una historia real. En general todos los personajes son seres humanos de carne y hueso.

    Pero tampoco podemos negar la problemática de la mujer en el Perú, la cual no me parece que diste mucho de la del film. El machismo que todavía se vive, sobre todo en las clase menos favorecidas hace que el círculo vicioso de la pobreza no termine. Y resultado de eso es que un número significativo de mujeres crezca en ambientes de abuso y en desventaja frente al hombre.

    La película tiene muchos méritos cinematográficos y de hecho, rompe esquemas dentro de la filmografía peruana, acostumbrada a recurrir a personajes harto trillados e inyectados de parlamentos teátricos. Ni que hablar del repetitivo uso de desnudos fáciles, los cuales, oh sorpresa, son, hasta donde recuerdo, casi inexistentes en este film.

    En todo caso, si lo vemos desde una perspectiva distinta, es una oportunidad para que más mujeres salgan y hablen de su problemática o traten temas desde el punto de vista femenino. El cine nacional está a la espera de nuevas directoras que se atrevan a narrar historias importantes.

  8. Avatar
    Fabián
    18 de febrero de 2006 at 13:03 — Responder

    Doscientos soles… Doscientos soles… Doscientos soles… ¿Qué hago? Doscientos soles…

    Estos momentos donde la voz de Pietro Sibille se impone a las imágenes son los mejores de la película. Un mérito de Josué Méndez haber apostado por este actor, tan lleno de fuerza y energía. La cámara que no abandona a Santiago por el jirón de la unión, en la playa, en todos lados, un buen trabajo del señor Durand. Esto, y sobre todo el buen acierto de Méndez al realizar algo que nos sacuda un poco de este pobre cine que amenaza quedarse (Mendoza, Wiese, Pérez Garland, Cartuchito) y de ese otro que ya se quedó (Robles Godoy, Durand, Lombardi). Nombres malos sobran. Realizadores arriesgados, faltan.

  9. Avatar
    M
    21 de febrero de 2006 at 5:49 — Responder

    Las películas no tienen que mostrar a «la mujer peruana», que por otra parte no es ninguna entidad real, sino una especie de etiqueta políticamente correcta y muy hábilmente usada para condenar los discursos alternativos. Méndez ha creado una gran obra de arte, y esto naturalmente choca a quienes buscan en el cine un instrumento para inculcar las conductas y modelos «correctos». Por favor, Méndez, no hagas caso de estos moralismos. Me gusta mucho la manera en que la película muestra cómo Santiago va descubriendo un mundo de ambigüedades y horror moral que, a su vez, va desmontando su propia ficción de la guerra como hazaña purificadora. Desde este punto de vista me interesó mucho la reunión con los de la «promoción» que han pasado a otra etapa de «moralidad»: la del cinismo y el realismo. Las mujeres y los hombres pueden ser manipuladores por igual, aunque se relacionen en un contexto de desigualdad. Creo que una de las consecuencias de la guerra y que sigue con las guerras actuales, es el ansia de no querer confrontar cara a cara la destrucción moral que engendran. En ese sentido, de la película surge una verdad profunda, terrible, y esa es su belleza y su hondura artística. Felicitaciones a Josué Méndez (margino a propósito toda identificación sexual)

  10. Avatar
    Juan José Beteta
    15 de marzo de 2006 at 15:43 — Responder

    Estoy de acuerdo con que la película no busca dar una imagen de la «mujer peruana», sino que muestra el drama de un ex combatiente. No es justo, por tanto, pretender que haga una cosa distinta.

    No me parece tampoco que sea una película machista; al contrario, hay más bien un rasgo de crítica al machismo del protagonista (en el marco de su inadaptación general a la vida civil).

    Las mujeres en el filme están presentadas en dos grupos: 1) aquellas que están en una subordinación total (la madre, la hermana más pequeña) o parcial (la cuñada) y 2) aquellas que tienen agenda (la esposa, aunque es un personaje insuficientetemente desarrollado) y son asertivas (las amigas del Instituto Superior Tecnológico); es significativo que sean las mujeres con educación (así sean «cabeza huecas») las que tengan autonomía e iniciativa, a diferencia de las que están envueltas en un entorno familiar signado por la violencia doméstica y familiar.

    El planteamiento de estos dos escenarios en la película es totalmente objetivo. En cambio, lo interesante aquí es la mirada del protagonista ante estas situaciones. En el primer caso es la del macho que quiere «poner orden» en casa de acuerdo a una moral patriarcal tradicional (y militar); pero no lo logra. En el segundo caso, más bien se siente agredido por mujeres que no encajan en su patrón machista de subordinación; con ellas tampoco logra poder explicarse ni imponerse.

    En ambos casos no veo por donde esté la defensa del machismo. Al contrario. Con relación a las mujeres de su entorno familiar tiene una mirada crítica de la violencia doméstica. En el caso de las mujeres de su entorno amical, su inadaptación obedece a una incomprensión (machista) de la autonomía femenina. En ambas situaciones llega a un punto límite que refuerza el desenlace abierto e incierto de este personaje encerrado en sí mismo.

    Como vemos, el filme muestra una complejidad y riqueza de relaciones humanas que van más allá de un enfoque meramente manipulatorio de las relaciones entre los géneros. Pienso que, en este aspecto, muestra (sin pretenderlo) más de una imagen de la mujer y de las relaciones de pareja que podemos identificar en el mundo de la juventud peruana actual y con los que podemos sentirnos identificados en mayor o menor medida.

    No obstante, lo que más me interesó de este filme es cómo la mirada de este ex combatiente nos muestra (envuelta en su paranoia) una violencia urbana a la que parecemos habernos acostumbrado. Una violencia que el director ha logrado a su vez recrear mediante unas imágenes, ambientación y escenografía realmente impresionantes. Cuestión aparte es la notable actuación de Sibille (ver al respecto mi propia nota sobre la película).

  11. Avatar
    paredes
    28 de abril de 2006 at 2:12 — Responder

    EXELENTE .NADA MAS LO MEJOR EN MUCHO TIEMPO

  12. Avatar
    Douglas Rubio
    29 de julio de 2006 at 0:17 — Responder

    Josuè Mendez se está dedicando ahora a dirigir la segunda temporada de LA Gran Sangre. Dias de Santiago se presenta con esa capacidad de demostrar a tanto cineasta «comercial» peruano lo que realmente se puede hacer en el Perú apelando a un guión notable y a un sólido trabajo de actuación (interesante lo de Pietro Sibille). Esta visión personal de Mendez sobre las peripecias de un ex combatiente militar luego del conflicto con Ecuador en la Lima demuestra cómo se van formando las crisis psicólogicas para alguien que no logra compenetrarse con la sociedad. Bueno, no sè. La película sorprende con las claras influencias de Scorsese en su narrativa y sus héroes torpes, confundidos (me recordó mucho a Taxi Driver). Mendez no comete el desatino de volver su obra en un esperpento cómico de realismo urbano mal entendido como una mezcla amorfa drama-comicidad (parece de moda en nuestros directores jovenes), sino que sin miramientos aborda la desadaptada vida de Santiago, quien dentro de su moral, poco a poco pierde la cordura en una ciudad limeña que aparece ante el como confusa e irracional. La escena final es de antología y se cuenta entre las mejores escenas que se han visto en el cine peruano. NO por algo Dias de Santiago se ha vuelto la mejor pelicula de estos ultimos años (merecería mejor suerte frente a tanto bodrio estrenado estos meses). LAs discusiones se podrían abordar desde varios ángulos sobre la temática que explora la pelicula, pero lo importante es remitirse a la habilidad de Mendez y a la notable actuación de Sibille, quien de actuaciones pèsimas (recuérdese su participación en La Ricky Vicky) ha actuado junto a David Morse, Meg Ryan y Russel Crowe en Prueba de Vida (cuando se filmó en Ecuador). Su expresividad tosca, desencajada se vuelven sus armas fundamentales para transmitir lo que Mendez quería realmente de él y lo que significa el retorno de alguien que padeció la violencia física y sangrienta a un lugar donde la violencia se vuelve cotidiana,sutil, pero tan o más letal, hasta deshumanizarlo. Esperemos Mendez continúe con esta actitud en su nuevo opus (se llamaría Dioses). Aguante JOsue!!!

  13. Avatar
    vicky
    27 de septiembre de 2006 at 11:58 — Responder

    esta pelicula es realmente conmovedora es la realiad de muchos felicitaciones

  14. Avatar
    objetivo
    27 de septiembre de 2006 at 18:59 — Responder

    es cierto es una pelicula hecha de vida real pero es de la clase baja limeña esa clase miserable que hay en peru a mi no me parece una buena pelicula porque es pobrisima y mi dio asco de ver de que manera tan mediocre pueden vivir los de clase baja en peru gracias a dios nunca perteneci a esa clase lo que me indigno mas no fue toda la historia porque es en si parte un mea culpa y reflexion para que esa gente que no tiene dinero se dedique a trabajar en ves de perder su tiempo como si estuvieran cagandose de dinero cosa que no es asi, lo que me indigno es ver como el padre abusa de su propia hija y su madre sumisa e ignorante permita eso eso es asqueroso y estupido pero bueno la verdad que me dio pena ver como viven los de clase baja no me senti identificado para nada pero yo creo que la pelicula fue hecha para que abran los ojos que salgan del hueco donde estan para que tengan una mejor vida como la que soñaba santiago.

  15. Avatar
    joel
    3 de octubre de 2006 at 11:29 — Responder

    Escuche que habia salido una edicion en DVD de 2 discos… la estaban vendiendo en blockbuster, ahora nose donde.
    PORFAVOR,si alguin la tiene, o sabe donde encontrarla AVISENME!!!!! o publiquelo aqui para que lo sepamos todos.
    mi mailes:

    jmalien3@gmail.com

  16. Avatar
    Anónimo
    3 de octubre de 2006 at 20:21 — Responder

    BUENO AMIGOS D E LA PELICULA D ESANTIAGO BUENO PRIMERO FELICITARLOS POR ES E GRAN TRABAJO BUENO SEGUNDO DECIRLES Q MAS ANTES ALGO PARECIDOP ERS MI IDEA PERO CON OTRA ARGUMENTO PERO ME GUSTO PERO MIRA LA IDEA ESTA GENIAL PERO TENGO YO OTRA ISTORIA Q E S PSICOLDELIC A TAMBIEN BUENO SILE INTERES A PUEDEN ESCRIBIRNÇME AMI CORREO PONCIOXP@HOTMAIL.COM SABEN AMIGOS LA HISTORIA Q LA ESCRIBI TIENE EFECTOS PSICODELICOS MIRA EN EL CAMINO D EL CINE VOY ANÑOS ELAVORANDO UNA HISTORIA Q TAMBIEN TRTA D ELA SUBERCION PERO ANTES PARA ASERLA ESTA HISTORIA ICE UN MINUCIOSA INVESTIGACION COMO FUE REALMENTE LASA PERPETRACIONES TANTO DFEL EJERCITO Y DE SENDERO E S POR ESO Q MIARA AMIGOS LA HISTROIA LA COMPUS E N MUCHO TIEMPO PERO ME GUSTA YA DMA S D EESO TENGO MUCHAS MAS PERO MITA POR EL MOMENTO NO PUEDO DARLES EL TITULO NI EL ARGUMENTO PERO SI USTEDES ME DAN UNA OPORTUNIDAD LES DEMOSTRARE..

  17. Avatar
    Angel Navarro
    23 de octubre de 2006 at 11:08 — Responder

    La verdad que menosprecie la película y no me interesó, pero debo admitir que después de todas la fanfarria me dio curiosidad y la compré. Mis disculpas a todos… sobretodo a la gente involucrada con la película, pero la película es un buen intento de situar al Perú entre los mejores cines de latinoamérica, un aplauso y un mea culpa por no apoyar desde su estreno a este muy bien logrado film. Mucho mejor, de lejos que Madeinusa y La Prueba.

  18. Avatar
    matienzo peru
    11 de noviembre de 2006 at 0:25 — Responder

    la pelicula me parece muy buena y da a entender la realidad en peru ya que Santiago despues que salio de la vida militar no se eja inducir por su «promocion» y ojala al final lo haya pensado bien y no se haya matado y siguiera para adelante .saludos de España

  19. Avatar
    pameliux
    7 de diciembre de 2006 at 16:04 — Responder

    a vershhh oe eres parecida pa a miii

  20. […] Luego pasa a revisar rápidamente las últimas películas peruanas estrenadas, al menos las que conoce pues confiesa que sólo ha visto algunas. Huayhuaca destaca a El caudillo Pardo, de Salvini, luego menciona a “la película de ficción de Josué Méndez que se llama Días de Santiago, que me pareció bastante interesante”. ¿Qué bueno, no? Y termina dándole con palo a Madeinusa. “Me parece ideológicamente repudiable y estéticamente fallida”, dice, refiriéndose al racismo (sic) que exuda la película de Claudia Llosa, “esa suerte de diletantismo, de aproximación irresponsable, externa, frívola y en el fondo ignorante”. Y da el puntillazo final: “Yo me hubiera salido del cine a los 20 minutos, porque soy un espectador impaciente. Pero había que verla para hablar con responsabilidad”. […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos