En el cine el 2006, por Laslo Rojas

Como decía Johan, para ránkings están las radios, así que intentaré repasar lo que vi en el cine este 2006, sin ningún orden en particular, y esperando no olvidar ninguna película que valga la pena recordar. Por otro lado creo que este año sí intentaré ir un poco contra la corriente. Aquí vamos:

Lo mejor del año

Prefacio: Una historia violenta, Secreto en la montaña y Alto impacto, fueron estrenos de inicios de año, anexos obligatorios al 2005. Las dos primeras, estupendas cintas, cada una siempre fiel al estilo de su respectivo realizador, David Cronenberg y Ang Lee. Las escenas finales de ambas cintas me dejaron esa sensación que solo tengo un puñado de veces en una sala de cine. Con Alto impacto me pasó algo especial. Vapuleada por la crítica especializada y peor aún luego de ganar el Oscar (¡horror!), la cinta me llenó de sentimientos encontrados, quizá algo similar a lo que me produjo hace poco Las torres gemelas. Pero al final, y en ambos casos, decidí creer en lo que ví y sentí en el momento de la proyección, y no en lo que leí o escuché después. De Alto impacto siempre recordaré el engranaje perfecto creado por Paul Haggis. Hipnosis mortal y Primavera, verano… las pude ver en años anteriores en cineclubes o festivales, son sin lugar a dudas dos de las estrenos del año, inesperados e imperdibles. Espero que su aparición en la cartelera no haya sido flor de un año.

Ahora sí, paso a los grandes estrenos del 2006 que se termina:

Match Point

Match Point. Woody y Scarlett, Scarlett y Woody. Pocas veces como en esta cinta una bella de blanco perturba por partes iguales tanto al protagonista como al espectador, en la inolvidable escena de la mesa de ping pong. ¿Jugamos?

Los infiltrados. Otro de mis ídolos, Martin Scorsese encuentra, o confirma ya luego de tres colaboraciones, que su nuevo De Niro se llama Leonardo DiCaprio. Esta dupla tiene para largo. The Departed no es más que el primer paso. Remake de lujo, que se coloca más allá de ociosas comparaciones con la original Infernal Affairs (que espero ver antes que llegue el 31 de diciembre).

El niño. Vi L’enfant en el Festival ElCine, y me alegra que ya se encuentre en la cartelera comercial. Luego de haberme impresionado con Rosetta hace algunos años, cualquier cinta que lleve la firma de los Dardenne es de visión obligatoria para mi. Veánla por favor, aunque suene a súplica, sería una pena que se la pierdan.

El gran truco. No todos los magos logran “the prestige”, el tercer y crucial momento de sus maniobras de ilusión. Christopher Nolan en esta cinta ya va por su quinto movimiento, y sin mayores traspiés, consolidando una carrera que no se deja abrumar por la magia de Hollywood. Nolan no pierde la esencia de ese cine personal que llenó sus primeras entregas. Mérito también de su hermano menor, Jonathan. Genio familiar.

Crónica de una fuga. Desde que vi Bolivia tengo el nombre de Israel Adrián Caetano grabado en la cabeza. El primer gran aporte del Festival ElCine a la cartelera comercial fue este magnífica ejercicio de género, financiado por la 20th Century Fox de Argentina. Caetano demuestra que el Nuevo cine argentino, ya no tan nuevo, no tiene porque circunscribirse a historias mínimas, con todo lo entrañables que estas puedan ser.

Vuelo 93. O como estremecerse como pocas veces con un evento visto y revisto en todos los medios disponibles. Es la segunda película de Paul Greengrass que veo, la primera fue The Bourne Supremacy. Luego del inevitable choque del avión, la pantalla en negro me dejó boquiabierto y al filo del asiento. La tensión, que le llaman. El cine está hecho para momento como ese.

Volver. Aquel cenital de Penélope Cruz que nos regaló Almodóvar debe ser una de los momentos que más recuerdo de este 2006. Segundos que resumen la fuerza, sensualidad y cotidianeidad de una mujer en estado de gracia, madura y tenaz, como las que criaron al director manchego. Una cinta redonda, nostálgica, para reir con lágrimas.

Otras cintas que no quisiera dejar de mencionar son Flores rotas, Bill Murray deja Tokio por los traspatios de una norteamérica pocas veces visitada. Días de campo, surrealismo lírico, el chileno que vuelve a casa nos hace soñar despiertos. V de venganza, dos nombres claves Hugo Weaving y Natalie Portman, más una máscara. Buenas noches y buena suerte, George Clooney un director a seguir de cerca. El nuevo mundo, hola Q’orianka, saludos maestro Malick. El mercader de Venecia, ya puedo decir que he visto en el cine un Shakespeare como se debe. El aura, un “chorro” frustrado y con epilepsis, in memoriam. La dama en el agua, Shyamalan, no hagas caso a los ‘entendidos’, tu fábula sí me cautivó. Capote, Philip, ha sido un largo camino pero por fin lograste que te conozca el gran público. Bien por eso. Miami Vice, Gong Li, cubana, salsera, castellana, nada de eso importa al final. El plan perfecto, “shieeet!”.

Pequeñas grandes sorpresas

Son muchas y variadas:

Vecinos invasores

Vecinos invasores, felizmente mi tonto prejuicio no evitó que me perdiese una de las películas que más me hizo reír este año. Hammy, te agradeceré tomes Red Bull con más frecuencia, ya entraste a la lista de mis personajes del año. Ah, por fin bajé el DVD. Nunca te dejaré, o The Ballad of Jack and Rose para ubicarla mejor. Conocinedo a Camilla Belle. En la cama, hola Blanca Lewin, odio el día que me perdí LA entrevista del festival. Madeinusa, Magaly, “por qué me miras así”.

Orgullo y prejuicio, la melcocha del año que disfruté como ninguno, luego aquellos primeros cinco minutos de escepticismo. Solo contra sí mismo. Golpizas a la sueca. Mikael Håfström luego me volvería a sorprender con Descarrilados. Dos veces en un sólo año, no es poca cosa. Vida en pareja, François Ozon à la Memento, más Valeria Bruni-Tedeschi otra de las actuaciones del año. 11:14 hora de morir, hora de reir con no poca dosis de humor negro. Cars, (re)descubriendo la ruta 66. La casa de los sustos, animación ochentera, es tan entretenida que no importa si la ves doblada al español. Muerte súbita, viejo Bruce, aquí habías jubilado con honores a John McClane, déjalo en paz.

De Cineclubes y festivales

El custodioDel Festival ElCine debo agradecer la proyección de la argentina El custodio. Rodrigo Moreno completa una grandísima ópera prima y le da a Julio Chávez un papel para su lucimiento absoluto, él no la desaprovecha y logra ser el mejor actor del 2006, en mi humilde opinión. Si no me equivoco este año terminará sin que su estreno comercial se haya consumado. En el 2007 deben proyectarla sí o sí.

En el hoyo. Es la otra grata sorpresa con la que me topé en la fiesta del cine de agosto. Obreros mexicanos en blanco y negro, ciudadanos de a pie con tantas historias detrás, hormigas que suben y bajan en ese armatoste de concreto, cuya placa de inauguración no llevará ninguno de los nombres de estos cuates. Chingaderas.

El adversario, El odio y La promesa. Fue la triada que elegí en el Festival de cine europeo. A falta de tiempo tuve que reducir a tres mi selección, y felizmente le atiné. No fue dificíl la elección, con las palmas que precedían a cada una de estas. El adversario deja atrás a El empleo del tiempo, otra gran película. Incluye además una escena estremecedora que ahora asemejo a aquella en La caída. Ni los niños se salvan a la insanía de Daniel Auteuil, en otra de las grandes perfomances que vimos este 2006. El odio de Mathieu Kassovitz, en el París que pocos conocemos y tenemos la obligación de conocer. Finalmente La promesa, como decía, los belga Dardenne proponen, y yo observo sin chistar. Sé que no saldré defraudado. Hasta ahora no me he equivocado.

Espero que hayan llegado hasta aquí, este fue mi intento de resumir un año en una anotación. No estuvo tan mal el 2006, ¿no?

Artículo anterior
Para recordar a James Brown
Artículo siguiente
Tráiler de “La obscuridad”

8 comentarios

  1. martin
    28 de Diciembre de 2006 at 12:02 — Responder

    Excepto por Alto impacto, me gusta tu lista

  2. Eduardo Quispe
    28 de Diciembre de 2006 at 15:04 — Responder

    Sabes?….tu sincerida se nota, no coincidimos en algunas películas, pero, me alegra que alguien aqui no se deje llevar por los “entendidos” (como tu lo mismo dices) y diga sólo lo que su instinto le dice…Me pareces un cinéfilo auténtico…Bien por ti, Laslo!!!

  3. 28 de Diciembre de 2006 at 15:17 — Responder

    Hola Martin, Eduardo. Qué bueno que les haya gustado la nota, me tomó un buen rato armarla. Ahora me gustaría conocer sus listas, ya que por ahí dejan notar que hay diferencias con la mia. Tomense el tiempo y el espacio que necesiten para publicarlas aquí. Espero que pueda leerlas pronto.
    Saludos.

  4. Eduardo Quispe
    30 de Diciembre de 2006 at 12:00 — Responder

    Bueno, Laslo, la discrepancia específica es “Madeinusa” (diablos, odio volver a mencionarla, será que es como la invocación a beetlejuice?) noto que mis extreñidos comentarios aqui son en su mayoría motivados por esta cinta…
    “Madeinusa”, dicen sus defensores, es una “obra de arte”, no un trabajo social, ni antropológico, es “ficción”, no realidad, es una “visión” personal, no una “crítica” o “denuncia social”…Pero, esa tendencia que justifica todo por el “arte” me parece un conducto facilista y poco inteligente. En realidad, los nuevos sofistas de hoy pueden “subir” una película o “bajarla” con la misma facilidad que su retórica les permite; y debido a que no hay un “crítica especializada”, estas siempre prosperarán…El arte no se limita a lo formal, el “comunicador”, el artista debe poseer no sólo sensibilidad, imaginación, fantasía, sino un conocimiento holístico; si va a tocar un tema antropológico, debe informarse más de la cuenta, porque su labor no sólo será científica, sino cultural. Y a esta preocupación, se le suma el respeto por la cultura que va a tratar…Si la intención del artista es generar indignación, el tratamiento de la historia va por la degradación de una cultura; de mostrar, maximizar, y hasta caricaturizar los más grotescos detalles…esto, más que artístico, es despreciable. Una actitud que no considera sus consecuencias o peor aún, no le interesa lo que produzca en los demás…Esto no es libertad de expresión, es provocación. Más fácil es molestar que convivir en paz, respetando la idiosincracia de un pueblo que ya ha soportado demasiado desprecio…No digo que formalmente “Madeinusa” no sea interesante, es más, tiene logros muy resaltantes, pero estos serán opacados por la presentación del producto, el tratamiento…Y he comparado en el pasado a Claudia Llosa y su película, a lo que hizo Ventura Calderón con sus “Cuentos Andinos” y “la venganza del cóndor” (este escribió sus cuentos sobre el mundo andino desde París!!!) qué diferente a leer a Ciro Alegría, Arguedas, Izquierdo Ríos, López Albújar…!!!! Quienes conviviendo con la miseria andina, provocada por el centralismo y el neocolonialismo, tienen una intención reinvindicativa…En fin, Llosa, como su primo y su tiíto Mario, sólo demuestran cúan grandes son las fricciones de nuestra sociedad; la que enreja sus calles separando pobres de ricos, la que sólo se interesa por aumentar sus cuentas corrientes a solidarizarce con los sufrimientos de nuestros ancestros, los verdaderos forjadores de nuestra cultura…¿dónde están los pueblos que construyeron Caral, las lineas de Nazca, que hicieron florecer un desierto, que se anticiparon a los romanos en técnicas de irrigación, los que manejaban una calendarización que los muy despistados atribuyen a los alienigenas, los que construyeron imperios y señorios, los que construyeron Machupicchu?…Eso se preguntan los extranjeros cuando vienen acá…Mientras que nuestros adalides de la cultura sólo piensan en cuánto vale un Szyslo, o cuándo publica el “Renombrado” defensor del sistema neoliberal gringo de Vargas Llosa…Ven que hablar de Arte no es sólo un asunto formal???
    El cine, Laslo, es un arte social, porque está dirigido a una difusión de masas, y si sus intenciones son “culturales” y no comerciales (en la época del libre mercado y del capitalismo extremo, ¿puede la cultura dejar de ser un producto?…pregúntenle al señor Bedoya) de todos modos su exhibición es masiva…Los festivales, y medios de difusión sólo son circunstanciales, pero la esencia es la misma…Al ser un “producto” (¿?) social, debe tener un mínimo de preocupación por la problemática que exista en el entorno…Ahí si no hay medias tintas; no se puede estar más allá del “bien y el mal”, o recoges o desparramas…El cine es el arte por excelencia. Es el que llega a más personas, de diferentes culturas y lugares…es el arte más “Globalizado” (no la globalización según los gringos, donde todos debemos vivir su democracia y aportar a su economía, sino al de la multiculturalidad, internet, etc..) pro tanto debería, como mínimo, presentar un poco mejor nuestra respetada y milenaria cultura…Es todo, no diré una sola palabra más sobre madeinusa…a menos que haya réplicas a este comentario…

  5. martin
    31 de Diciembre de 2006 at 14:18 — Responder

    Hola Laslo, hola a todos y esta es mi humilde lista:
    (algunas no son de este año, pero hay que tener en cuenta cuando se estrenaron acá):
    1 Una historia de violencia (casi todos de acuerdo, “expertos” e “inexpertos”), brutal e intensa.
    2 Fria tempestad de Kekexili (la ví en una copia de dudosa precedencia, así que para mí se estrenó, creo que solo se ha preparado en DVD, para las regiones sudamericanas).
    Estética de documental en una visión cruda y realista sobre la frontera del Tibet y China y la caza indiscriminada de antílopes, los supuestos defensores y la naturaleza inherentemente salvaje del hombre
    3 Primavera, verano, otoño, invierno y primavera (Fábula tierna)
    4 Volver (geniales retratos femeninos)
    5 Los infiltrados, (es el tipo de policial que extrañamos tanto,aunque no se acerque (para mi gusto), a sus obras de mestras(calles salvajes, buenos mnuchachos, taxi driver).
    6 Secreto en la montaña (digan lo que digan, una gran película y una gran intrepetación de Heath Ledger.
    7 Hipnosis mortal (tremenda)
    8 Un nuevo mundo (preciosa, poética y ensoñadora visión de una conquista en realidad más violenta y cruel.
    9 El niño ( conmovedora)
    10 Match Point (Es curioso que haya esta clase de historias y finales, con las ñoñadas que vemos siempre, eso es lo que se ama de Allen, que es un irresponsable de miércoles y no le interese nada los buenos valores y los buenos ejemplos).
    11. El mercader de Venecia (inconmesurable Al Pacino, siempre termina seduciendome y haciendome votar toda objetividad al tacho).
    12 Flores rotas (muy buena)
    13 Días de campo
    14 Cars (esa nostálgica ruta 66)
    15 Vuelo 93
    16 El gran truco
    17 Crónica de una fuga
    18 11:14, hora de morir (honesta en su tratamiento)
    19 Capote (muy bien narrada, sobria como a mi me gusta, quizá Philip Seymour Hoffman, sobreactua un poco,pero ¿alguién lo habría hecho mejor que él?
    20 La dama del agua (creia que a ningún “crítico” le había gustado), que bien que aún no hayamos perdido aquella capacidad infantil que nos hace apreciar esta clase de cuentos.
    22 Mrs Henderson presenta (nostálgica)
    23 El plan perfecto (me engañó hasta el último)
    24 V de Venganza (Quizá lo mas terrible sea que esa fuera la única manera de colocar ese tema sobre salas norteamericanas); por allí siguen: Solo contra sí mismo, Vida en pareja, El custodio, Miami Vice, Buenas noches y buena suerte, orgullo y prejuicio, La promesa, vecinos invasores, no ví El aura, ni tampoco En el hoyo, ni El odio.
    Decepciones:
    La era del hielo 2(¿que hacia ese mamut hembra allí?, ¿por qué el tigre se volvió tan baboso?)
    Hostal
    Syriana (pretenciosa y enrredada innecesariamente)
    Superman, Mariposa negra, bajos instintos 2, Alto impacto (muy artificiosa y manipuladora),a mí particularmente no me atrapó, los giros argumentales son inverosímiles ( teniendo en cuenta de que se trata de una “visión realista”)algo hipócrita, no digo que sea la peor , (de hecho el trabajo de edición y montaje son muy buenos),pero si una gran decepción, salvo muy pocas exepciones (Matt Dillon, Don Cheadle )las actuaciones son artificiales.
    Las peores: nosé si son las peores, pero si son las que no me gustaron:
    Talk Show, La mujer de mi hermano,la profecia (no era un remake, era una copia literal y muy mala, es francamente la única película por la que me dolió haber gastado mi excasa plata.
    bueno me disculparás las faltas ortográficas, y que no haya visto Madeinusa para darte una opinión sobre ella (estuve de viaje por aquellas épocas). chao y cuidate y cuidanse todos los que trabajan en Cinencuentro y ojalá siempre se dejen guiar por su honestidad y no se dejen manipular por opiniones ajenas, un buen año.

  6. Javier
    4 de Enero de 2007 at 21:40 — Responder

    Hola Laslo:

    Está bacán tu lista. Este año no he ido mucho al cine, pero de la que puedo mencionar entre las mejores es V for Vendetta y como de las peores The Da Vinci Code.

    Por cierto, ayer justo cambio de canal y te veo dando tu resumen en el canal 7. Buena!!!

    Suerte para este 2007 y que Cinencuentro tenga más éxitos.

  7. 5 de Enero de 2007 at 4:09 — Responder

    Hola Javicho, veo que siguen repitiendo el bendito programa, “suerte” la mia =D En fin, todo sea por el blog.

    El codigo Da Vinci, el libro, me entretuvo, de la película me dolió que Audrey aparezca ahí. De hecho de las peores cintas del año.

    Gracias por leernos, hasta pronto.

  8. 22 de Octubre de 2008 at 23:42 — Responder

    hola prima

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

En el cine el 2006, por Laslo Rojas